Por definición, un e-mailing de marketing, o mass-mailing, es un e-mail que se mandará a muchas personas en un solo envío.

Este método es utilizado muy a menudo en las campañas de marketing, ya que cuenta con la ventaja de no costar demasiado.

Pero hay que tener cuidado, como los clientes y los clientes potenciales reciben este tipo de correos con mucha frecuencia, hay que respetar algunas reglas de buena conducta.

Aquí te las resumimos.

Realiza un e-mailing correcto siguiendo estas etapas:

Segmenta tu base de datos

Antes de mandar un e-mailing de marketing, es importante definir el público objetivo, las personas que van a recibir este e-mail. Para ello hace falta una herramienta de targeting, es decir de segmentación. Este tipo de herramienta te permite seleccionar diferentes criterios simples (municipio, edad, profesión…) o criterios más complejos (fecha de la última compra, número de solicitudes en curso en el servicio de atención al cliente…).

Redacta el mensaje del e-mailing y dale formato

Una vez identificado el público objetivo, redacta el mensaje y le dale formato. La tarea de darle formato se confía a menudo a una agencia web puesto que se trata de un verdadero oficio. En cuanto al mensaje, es importante personalizarlo. Los lectores son mucho más sensibles al mensaje cuando este comienza con un “Apreciado Sr. Pérez:”. De este modo, la tasa de apertura del e-mailing será mejor.

Realiza un test y después envía

Tras los diferentes tests de rigor, ya se puede mandar el e-mailing. Esta etapa es crucial. Algunas herramientas no tienen lo que se llama una buena e-reputación. Lo que les espera entonces a los e-mails enviados será aterrizar en el buzón de correo no deseado. Por tanto, atención: hay que trabajar la entregabilidad del e-mailing.

Cuando dos e-mailings se siguen el uno al otro en un orden lógico, hablamos de automatización de marketing. Un clic en un enlace A en el e-mailing desencadenará el envío de un e-mailing B.

Mide los resultados del e-mailing

Como en cualquier acción de marketing, es importante medir el desempeño, es decir, el ROI que la dirección de marketing puede esperar de la misma. Entonces hablamos de tasa de apertura, de tasa de clic.

Resultados de e-mailings de marketing útiles para los comerciales

Para un gestor de cuentas, puede resultar útil saber que su cliente potencial ha clicado en la referencia de su sector en una newsletter. Por tanto, es importante transmitir los resultados de los e-mailing a la herramienta de los comerciales.

¿Por qué no centralizas todos estos datos en un CRM?