Categorías:
AsociaciónColaboración

Este artículo ha sido escrito por David Jiménez

Este año 2020 es como ningún otro, no está en línea con ninguna predicción. ¿Por qué? Por  la Pandemia del Coronavirus (COVID-19). Esta crisis sin precedentes requiere una movilización masiva y rápida. Cada uno puede ayudar a su nivel, quedándose en casa o involucrándose en la lucha contra la pandemia. Por eso Sabine Quiévreux, una de nuestras responsables de proyectos, ha pedido una excedencia a Efficy. Actualmente dedica el 100% de su tiempo a la Cruz Roja Francesa, a través de la unidad local en Bagneux (cerca de París). La inmersión en el corazón de su compromiso con la solidaridad.

Entre la vida profesional y el trabajo voluntario

Sabine Quiévreux trabaja como responsable de proyectos para Efficy, un editor de software CRM (Customer Relationship Management, en español Gestión de la Relación Cliente). ¿Su vida cotidiana? Planificar los proyectos, aplicar las medidas adecuadas, priorizarlos y comunicarse con los clientes y los promotores.

Al mismo tiempo, desde hace un año y medio, es voluntaria de la Cruz Roja Francesa en Bagneux. Inicialmente una asistente de reclutamiento, su papel era explicar las misiones de la unidad local. Luego, después de completar la formación requerida, se interesó en acciones sociales como la Vestiboutique (un lugar para acoger y escuchar a las personas en dificultad, y que es también una tienda solidaria para comprar textiles a bajo costo o gratuitamente a partir de donaciones) y las rondas (recorrer la ciudad para mantener los vínculos sociales con los sin techo).

Sabine Quievreux
Sabine Quiévreux, responsable de proyectos Efficy y voluntaria de la Cruz Roja Francesa en Bagneux

 

COVID-19, el virus que está sacudiendo todo

Aunque casi la mitad de la población mundial está confinada y algunos están luchando contra el virus, los más vulnerables, los más aislados, los escasos de recursos necesitan ayuda. Por consiguiente, Sabine continúa sus acciones con la Cruz Roja Francesa en Bagneux, primero por la noche y los fines de semana, para poder llevar a cabo su trabajo en Efficy y su compromiso con la comunidad al mismo tiempo.

Pero, a mediados de marzo, se da cuenta de la urgencia sanitaria y social de esta crisis sin precedentes y se pone en contacto con el Departamento de Recursos Humanos de Efficy para considerar una nueva forma de trabajo.

Una carga de trabajo más ligera, un compromiso de solidaridad diez veces mayor

Con oficinas en Francia, España, Bélgica y los Países Bajos, Efficy es definitivamente una empresa europea donde los empleados viajan mucho, lo que lleva a Carolien Colpaert, Directora de Recursos Humanos de Efficy, a seguir de cerca la crisis de COVID-19. «Estoy en constante contacto con los equipos y rápidamente comprendí que la situación era crítica y que se necesitarían refuerzos. Pero aún no sabía cómo podía ayudar Efficy»,  explica.

 

Carolien Colpaert
Carolien Colpaert, Directora de RRHH  de Efficy

 

Efficy está convencido de la responsabilidad social de la empresa. Como prueba, uno de sus valores es «Nos importa», es decir, escuchar a sus clientes, su ecosistema y sus empleados. Por lo tanto, la empresa aceptó sin vacilación apoyar a Sabine en su petición: reducir su carga de trabajo para dedicar más tiempo a sus acciones voluntarias. Por consiguiente, se consultó a su equipo, el equipo del proyecto, para ver cómo reorganizar y facilitar la transferencia de archivos, limitando al mismo tiempo el impacto interno (carga de trabajo de los colegas) y externo (relaciones con los clientes).

«Ante estas circunstancias excepcionales, apreciamos el compromiso solidario de Sabine y la liberamos lo antes posible»,  añade Carolien Colpaert.

100% de excedencia en beneficio de los más vulnerables

A finales de marzo, Sabine Quiévreux descubre que es posible beneficiarse de una excedencia. Es un concepto poco conocido, tanto por los empleadores como por los empleados. Concretamente, se trata de un acuerdo, un contrato escrito, que permite a una empresa liberar tiempo para un empleado que desee participar en acciones asociativas, especialmente en caso de crisis. La empresa es libre de elegir el nivel de disponibilidad. Efficy ha decidido liberar a Sabine del 100% de todas las obligaciones profesionales. Y esto por un período de tiempo limitado, estipulado en el acuerdo.

«¿Las ventajas de una excedencia? Es muy rápido de establecer, la remuneración del empleado se mantiene y la empresa se beneficia de una compensación fiscal. En resumen, es una situación en la que todos ganan» explica Sabine.

Con la crisis de COVID-19, los más pobres necesitan apoyo. Efficy ha aceptado una excedencia
al 100% de uno de sus empleados en beneficio de la Cruz Roja Francesa en Bagneux.

 

¿Cuáles son las implicaciones a nivel de Recursos Humanos?

Para Carolien Colpaert, Directora de RRHH de Efficy, «Mi mayor preocupación era la cobertura del seguro de accidentes de trabajo, ya que Sabine sigue en servicio durante esta misión con la Cruz Roja Francesa. Con el apoyo de mi equipo, contactamos a nuestra mutua de seguros y a nuestro contable para estar seguros de los riesgos, de la cobertura… Es una situación nunca antes vista para nosotros. Pero teníamos información tranquilizadora que nos permitió liberar a Sabine lo más rápido posible dada la urgencia de la situación».

Gestión de crisis diaria con la Cruz Roja Francesa

Esta disponibilidad del 100% permite a Sabine actuar como refuerzo del equipo de gestión de operaciones de COVID-19 dentro de la unidad de Bagneux. ¿Su objetivo? Organizar la planificación de los voluntarios sobre las actividades de la unidad local de la Cruz Roja Francesa y asegurar la coordinación con el ayuntamiento.

Sabine Quiévreux, en una misión de la Cruz Roja Francesa en Bagneux, recibe geles hidroalcohólicos.

 

Sabine confía en su capacidad de gestión de proyectos, pero reconoce que «la operación es bastante inusual porque se trata de una logística imprevista, con muchos voluntarios trabajando en paralelo en el hospital y con muy poca visibilidad sobre su disponibilidad».

Su vida cotidiana es intensa, como la crisis que atraviesa el mundo. Salta de una misión a otra «para asegurarse de que tenemos el equipo necesario y funcionamos de la mejor manera posible». Las rondas, el número nacional gratuito «Cruz Roja a domicilio», entrega de cestas de alimentos o medicinas esenciales, apoyo telefónico a las personas aisladas o en los centros de la 3ª Edad, refuerzos puntuales al SAMU para el transporte de enfermos… Tantas acciones que requieren equipos de protección que Sabine y los demás voluntarios tratan de asignar lo mejor posible.

¿Cómo puedes ayudar?

Hay varias opciones:

  • Habla de la excedencia en tu entorno

¡Esta noción es muy poco conocida y sin embargo tan útil en este período sin precedentes! No dudes en hablar de este artículo, de compartirlo por correo electrónico, en las redes sociales, etc…

  • Haz una donación única o mensual a Cruz Roja España

En este período de crisis, la petición de donaciones es esencial para mantener las misiones esenciales, reforzar las acciones de socorro y protección de las víctimas de COVID-19 y escuchar a las personas aisladas. Y no olvides que las donaciones a las asociaciones son deducibles de impuestos. Visita la página de la Cruz Roja para más información.

  • Involúcrate si puedes y quieres. ¡Si no, quédate en casa!

En cualquier caso, cuídate. Y no olvides que juntos somos más fuertes. ¡Así que contamos contigo!

Asociación Colaboración