Seguir la relación cliente con la creación de historiales de interacción

Con las soluciones CRM de Efficy, puedes seguir fácilmente todas las acciones del cliente/cliente potencial, sea cual sea el tipo de canal utilizado (llamada, e-mail, correo, visita…).

Esta centralización de todas las interacciones con una persona o una empresa permite una mejor colaboración entre departamentos y un mejor seguimiento de las expectativas de cliente.

Una mina de información para el seguimiento de la relación cliente

La ficha de interacción reúne el conjunto de informaciones vinculadas a una acción realizada con una empresa o un contacto.

En ella encontramos el tema y el tipo de interacción (correo, e-mail, llamada…), la fecha, hora y estado de la misma (pendiente o realizada), las personas vinculadas a la acción (sean usuarias del CRM en interno o externas: cliente, cliente potencial, socio, proveedor)…

También puedes, claro está, añadir un informe a tu acción.

Igualmente, puedes vincular esta interacción a una oportunidad comercial para dar contexto a tus equipos comerciales o bien vincular un correo de queja a una reclamación, lo cual ayudará a los teleasesores del centro de contactos.

La creación de historiales, clave para la puesta en común del conocimiento

La dirección también puede aprovechar esta funcionalidad de centralización de interacciones atribuyendo acciones a colaboradores.

Con la creación de historiales de interacción, enseguida verá si la acción se ha realizado correctamente o si está todavía en estado de «en curso» o «pendiente».

La creación de historiales de interacción también es muy útil porque tus colaboradores no estarán siempre en la empresa. Cuando un colaborador se va, se lleva todo su conocimiento.

Apuntar las interacciones en el CRM permite evitar esta fuga de conocimiento cuando un colaborador se marcha.

La creación de historiales de interacción: la ventaja de tener contexto

Cada interacción puede vincularse a otro elemento presente en el CRM: una oportunidad comercial, una reclamación, una campaña de marketing…

Así, las interacciones se contextualizan y la información presente en una interacción cobra sentido.

Los vínculos de contexto permiten reunir las interacciones en un mismo dossier y así medir, por ejemplo, la eficacia de una campaña de marketing, el coste real de ganar una oportunidad…

Evidentemente, además de la creación de historiales de interacción, cada interacción puede vincularse a un documento.

Una óptima gestión de la «to-do list»

Podemos establecer plazos de realización para cada interacción pendiente de realización.

Así, en el dashboard de inicio, el usuario disfruta de una visión rápida de las acciones que debe llevar a cabo durante el día.

Ya no hace falta que te acuerdes de todas las acciones que debes realizar, el CRM se acuerda por ti.