Post-Corona leiderschap
Categorías:
ColaboraciónEmoción

Este artículo ha sido escrito por Arno

La crisis del Coronavirus ha cambiado completamente el panorama laboral. Antes las grandes oficinas eran la norma, pero ha dado un giro de 180 grados con mucha gente trabajando desde casa. Esto ha tenido un gran impacto en los responsables de las empresas (directores, managers, gerentes, proprietarios,…). La distancia física literal requiere una forma diferente de liderazgo y no parece que vayamos a volver a la «vieja normalidad». Así que la pregunta es: ¿estás listo para el liderazgo post-Coronavirus?

Define tu estilo de liderazgo

Como todos los demás, los directores de las empresas fueron cogidos desprevenidos por la crisis del Coronavirus y, tal vez, sintieron este impacto con especial fuerza. Después de todo, son sólo personas que tienen que adaptar su trabajo de un día para otro, pero al mismo tiempo tienen que manejar su equipo en esta compleja situación.

Antes podían dirigir sus equipos desde su propia oficina a través del teléfono, pero ahora tienen que hacerlo desde casa con una infraestructura limitada y sin la presencia de sus empleados.

Por lo tanto, no puede hacer daño definir primero qué tipo de gerente eres. Hay diferentes modelos disponibles que te dan una visión de ti mismo como persona y de cómo interactúas. El primero es difícil de adaptar, el segundo es más fácil y depende de la situación. Para determinar tu estilo cognitivo, puedes por ejemplo hacer el «Indicador de Estilo Cognitivo» (COSI). Para determinar cuál es tu estilo de interacción, se recomienda la «Teoría de Ofman«.

El post-Coronavirus requiere un tipo de liderazgo diferente

Ahora está claro que los empleados se han acostumbrado a trabajar desde casa y que esto continuará e incluso se reforzará en el futuro. Además, la normas de distanciación de al menos 1,5 metros simplemente no permite que el antiguo mobiliario de oficina siga siendo usado. Aquí también se requieren ajustes, con menos escritorios disponibles. Para los gerentes, esto significa que tienen que ajustar su liderazgo e invertir donde sea necesario.

Invierte en ti mismo

En primer lugar, como he dicho antes, es importante descubrir qué tipo de gerente eres. ¿Este estilo encaja con la gestión a distancia? ¿O necesitas mejorar algunas competencias? Invierte en formaciones, cursos, prácticas,… que te fortalezcan como responsable. En resumen, invierte en ti mismo.

Invierte en tus empleados

La adaptación es también para tus empleados, no lo olvides. Invierte en ellos. Dedica algo de tiempo para conversaciones individuales, muestra interés en su bienestar y en lo que les preocupa. Supervisarles (a distancia) para que hagan su trabajo de manera eficiente y estructurada y para determinar dónde están los cuellos de botella.

Asegúrate de que reciben la formación adecuada (en línea) para sacar el máximo provecho de sus herramientas y de una forma de trabajo uniforme.

Invertir en las herramientas adecuadas

Como mencioné en el punto anterior: invierte en las herramientas adecuadas para que no sólo tus empleados puedan trabajar desde casa sin problemas, sino también para que mantengas una visión general como gerente. Una solución CRM ha demostrado ser algo imprescindible en los últimos meses. Para que los empleados puedan mantener la relación con el cliente y seguir trabajando juntos en los proyectos.Para que los managers puedan generar informes actualizados, hacer un seguimiento de los túneles de ventas y pasar rápidamente a los proyectos.

Después del Coronavirus, los nuevos líderes se pondrán de pie

Se aplicó durante mucho tiempo, pero el liderazgo de «ordeno y mando» esta definitivamente acabado.  El período post-Coronavirus va a exigir un nuevo liderazgo que dé autonomía y confianza a los empleados. Los managers que puedan adaptarse a esto seguirán haciéndolo, pero sin duda surgirán nuevos líderes.

Colaboración Emoción