Categorías:

Este artículo ha sido escrito por Efficyers

La atención al cliente es clave para cualquier tipo de empresa. Una buena atención al cliente no finaliza cuando se lleva a cabo el proceso de compra, sino que también sigue cuando ya se ha efectuado la misma. Con una buena atención al cliente lograremos aumentar nuestro volumen de ventas. Los efectos de una buena atención al cliente cuando se ha llevado a cabo la compra nos ayudarán a que el proceso de esta se vuelva a repetir, fidelizando con ello al cliente. Vamos a ver algunos aspectos a tener en cuenta para ver como podemos mejorarla.

Saber escuchar

Para mejorar nuestra atención al cliente, tenemos que aprender a escuchar. Es importante evitar las distracciones y escuchar hasta el final lo que el cliente tiene que contarnos. Además de esto, no debemos de interrumpir al cliente cuando está llevando a cabo su exposición, en el caso de tener alguna pregunta, es recomendable dejarla para el final. De hecho, con estas preguntas estaremos mostrando una actitud proactiva acerca del problema y con ello transmitiremos que realmente estamos trabajando en como solucionar el problema. Trata de mostrar toda tu empatía y ponte en el lugar del consumidor.

Facilita la atención al cliente

Facilitar la atención al cliente también es clave. Si el cliente necesita de nuestra atención suele ser debido a que tiene algún problema que requiere de nuestra ayuda. En este sentido, es importante que sepa donde puede solicitar dicha atención y no hacerle perder el tiempo buscándola, ya que probablemente este aspecto empeore la situación.

En el caso de tratarse de una tienda online, trata de que la atención al cliente se muestre lo más clara posible, no la escondas. Si es posible, trata también de que esta sea multicanal. Facilita que el cliente pueda contactar con la empresa a través de teléfono, correo electrónico y, si dispones de chat en directo, mucho mejor.

Lo prometido es deuda

A la hora de solucionar un problema en la atención al cliente, debemos de ser cautos al ofrecer la solución. Con esto queremos decir que, si nos comprometemos a una solución en concreto, tenemos que cumplirlo cueste lo que nos cueste.

Por este motivo no se recomienda ni dar falsas esperanzas ni crear expectativas. Si sabemos que el proceso de reparación va a ser largo o que el producto va a estar fuera de stock durante mucho tiempo, si mentimos al cliente o le damos una información equivocada tan solo lograremos agravar el problema que tenemos de antemano, por lo que no está para nada recomendado hacer esto.

Atención postventa

Como hemos señalado al principio, la atención al cliente no debe de finalizar una vez que se haya llevado a cabo la venta. Bien es cierto que muchas empresas descuidan este aspecto y esta atención postventa no acaba siendo tan buena como es la atención al cliente normal. Esto es un error bastante grave, ya que el cliente puede llegar a pensar que la atención al cliente buena tan solo buscaba la propia venta del producto más allá de la satisfacción del cliente.

Una buena atención al cliente postventa va a ser la que nos permita fidelizar al cliente. En este caso, deberíamos de poder ayudar a nuestro cliente con el uso del producto una vez comprado este o a resolver cualquier problema que tuviera con el mismo, así como tramitar la garantía. De hecho, esta atención al cliente postventa suele ofrecer una mejor imagen del negocio, debido a que se entiende que con una buena atención lo que está demostrando en la empresa es que el cliente quede satisfecho, aspecto que tienen en común todos los clientes por muy diferentes que estos sean entre sí.

¿Y cual es la herramienta para cuidar la atención al cliente?

La mejor herramienta para esta tarea es un CRM.

Y el mejor CRM que puedes probar es Efficy.

Si quieres, puedes descubrirlo hoy mismo:

Prueba Efficy CRM
El CRM más completo

Prueba ahora gratis