Mercado Objetivo - Target
Categorías:

Este artículo ha sido escrito por Mae

Definamos el mercado objetivo: Es el grupo específico de personas a las que quieres llegar con tu mensaje de ventas y de marketing.

Son las personas que tienen más probabilidades de comprar tus productos o servicios, y están unidas por algunas características comunes, como la demografía y los comportamientos.

Además, al implementar una estrategia de marketing a un grupo objetivo en concreto, crea una especie de necesidad, un deseo o un interés en tu empresa.

Esto no es sólo para startups, sino para  grandes corporaciones que actualmente invierten su dinero para implementar campañas publicitarias perfectas.

Ten en cuenta que cuando hagas alguna propaganda, siempre piensa en tu cliente ideal.

Puede que tengas un producto que atraiga a muchas edades, pero aún así, es importante entender realmente a tu mercado objetivo.

Por ejemplo, pensamos en un grupo objetivo para el uso de champú. Todo el mundo usa esto, claro, pero debemos tener en cuenta que la gente lo compra por diferentes razones.

Algunos tienen el pelo quebradizo, algunos graso, algunos lo tienen seco, o son sensibles con su cuero cabelludo.  Estos son detalles que tienes que comprender a la hora de ofrecer tu producto o servicio.

Identifica tu mercado objetivo

Existen montón de preguntas que te ayudarán a identificar tu grupo meta, sin embargo, es muy importante elegir criterios que puedas comprobar fuera de tu negocio para así calificar tus leads más rápido, y enfocar tus esfuerzos en un número menor de contactos cualificados.

Aquí algunas preguntas que puedes hacerte:

  • ¿Cuál es el tipo de empresa objetivo que necesitan mis clientes?
  • ¿Cuál es el tamaño de la empresa objetivo?
  • ¿En dónde están ubicados?
  • ¿Quién es el responsable de la toma de decisiones para comprar productos como los míos en las empresas objetivo?
  • ¿En qué industria están?

Respondamos juntos cada pregunta: en la primera contesta claramente «¿qué tipo de empresa podría beneficiarse de mi valor?».

Tu tipo de empresa objetivo podría ser simple como «empresas de servicios financieros», o «empresas de productos fundadas hace más de un año que utilizan por ejemplo, un CRM o Shopify».

Trata de no ser demasiado específico, porque en algún momento notarás que sólo hay unas pocas empresas que cumplen con tu criterio de «tipo de empresa».

Y esta es sólo la primera parte por la que defines tu mercado objetivo. Céntrate en los aspectos más importantes de lo que podría hacer que una empresa necesite de tu solución.

Dando respuesta a la segunda pregunta, aquí dependiendo del tamaño y la estructura de la empresa, abarca a diferentes encargados en toma de decisiones.

En compañías de 1 a 10 empleados, los CEOs y fundadores son los que deciden, pero en las empresas de más de 500 empleados, puede haber diferentes personas que son determinantes para el proceso de compra.

Contestando a la tercera pregunta, la ubicación no se trata sólo del lugar en un mapa. Se trata de la cultura empresarial de la empresa a la que te diriges.

Por ejemplo, no tiene mucho sentido acercarse a algunos países con una campaña de marketing si estás trabajando desde el extranjero, ya que prefieren trabajar con socios dentro sus fronteras.

Empieza por los mercados en los que ya estás presente, o en los cercanos, con los que puedes encontrar un punto de interés común.

Y cuando estés listo para seguir adelante, busca regiones o países más grandes a los que puedas acercarte.

En la cuarta pregunta, responde al tipo de persona que toma las decisiones enfocando tu solución a sus criterios y necesidades. Es más, analiza quién de tus empresas toma la decisión de comprar productos como el tuyo.

Y por último, la industria es un término más general, por ejemplo: ¿son tus clientes del sector financiero, de las tecnologías innovadoras, o tal vez del otro lado del mercado, en el sector de la restauración o de la hostelería?

Aquí busca un grupo objetivo en el que 8 de cada 10 empresas parezcan clientes potenciales, sin embargo, comienza con grupos pequeños ya que de esta manera podrás dominar rápidamente los mercados pequeños y ganar terreno y conocimiento sobre ellos de forma rápida.

Algunas preguntas que puedes hacer en esta parte son:

-¿Están respaldados por Business Angel?

-¿Cuándo se fundó la compañía?

-¿Qué tecnología están usando?

-¿Cuál es el tráfico estimado de su sitio web?

-¿Qué tan alto es el nivel de margen de la industria?

Esto te permite tener una idea de cómo está tu mercado objetivo, logrando así alcanzar y establecer una relaciones interesantes, como por ejemplo:

-CEO’s de empresas de capital riesgo alto,

-Los directores de ventas de las empresas con más de 50 empleados,

-Tiendas de comercio electrónico con un tráfico superior a las 100.000 visitas mensuales,

– Directores de marketing de las empresas, etc.

Cada aspecto del perfil de un cliente es tan importante como los demás. Por ello es clave que elijas y analices cada grupo objetivo que quieras abarcar, para que más adelante consigas grandes beneficios.

Define tu público objetivo ahora

No asumamos que sabemos cuál es el público de nuestro grupo objetivo sin hacer previamente una investigación.

Esta es la mejor manera de averiguar a quién se le está vendiendo y crear el mensaje perfecto para cada público al que se le puede comercializar el mismo producto.

Encontrar tu público objetivo es una parte clave de cualquier estrategia de marketing.

¿Te ha gustado el artículo?…. Antes de irte:

Prueba Efficy CRM – El CRM más completo

Prueba ahora gratis