Categorías:

Este artículo ha sido escrito por Charly

Si estás aquí, doy por hecho que tienes ya algo claro:

Implementar una estrategia de CRM te ayuda a vender más y a vender mejor.

No es algo que diga yo; lo dicen los datos:

  • El 94% de las marcas españolas han realizado acciones de CRM este año.
  • El 64,2% de las empresas que usan herramientas CRM declaran que ha cambiado su relación con sus clientes y sus ventas.
  • El 13% de los vendedores opina que invertir en un CRM debería tener una prioridad absoluta.

Con cifras así de abultadas es normal que prefieras estar del lado del 94% de empresas que venden más gracias a un CRM en vez de estar en el lado del 6% que no disfruta de esa ventaja.

Pero una cosa es decirlo y otra es hacerlo, e implementar en tu día a día y tu empresa un software de CRM es una tarea muy difícil… ¿o no lo es tanto?

La curva de aprendizaje de cualquier software

Aprender a utilizar una herramienta nueva y poner en práctica una estrategia que nunca has utilizado en tu día a día es un proceso que requiere esfuerzo y tiempo.

Este proceso se conoce como curva de aprendizaje.

Dependiendo de las funcionalidades, tamaño, opciones y otras características de la herramienta en cuestión, la curva de aprendizaje será muy empinada o no tanto.

CRM sencillo

Si la herramienta es muy simple, apenas tendrá curva de aprendizaje, pero no podrás hacer prácticamente nada con ella. Será una herramienta inútil.

Si la herramienta es muy compleja podrás hacer de todo con ella, pero la curva de aprendizaje será tan elevada que la abandonarás. Será una herramienta inmanejable.

Con esta idea en mente, tu objetivo debería ser encontrar un CRM sencillo pero con las funcionalidades óptimas para tu negocio y la menor curva de aprendizaje posible.

Cómo encontrar un CRM fácil pero útil

Para encontrar la herramienta óptima para tu negocio tienes 3 opciones:

  1. Gastar mucho tiempo en descubrir por internet qué herramientas podrían servirte e ir probandolas todas.
  2. Gastar mucho dinero en contratar una consultoría para que analicen tu negocio y te sugieran una herramienta que usar.
  3. Gastar mucho dinero y mucho tiempo en contratar un desarrollo a medida que se quede desfasado cada vez que necesites un cambio.

 

Sospecho que la última ya la has descartado. Haces bien. Es la peor.

Aun así, tienes que elegir entre 2, y gastes dinero o gastes tiempo, aún te queda un problema que resolver: tendrás que enfrentar a tus comerciales a la curva de aprendizaje de la herramienta elegida.

Mal panorama, ¿no crees?

Cómo hacemos en Efficy para proporcionarte un CRM sencillo y a la vez completo

Existe una 4 opción para encontrar el CRM sencilloque buscas para tu negocio, que es la que empleamos en Efficy.

Escuchamos tus necesidades y preparamos una solución a medida, gracias a que somos el CRM más flexible y escalable de todo el mercado.

Así, nos aseguramos de que no gastas tiempo ni dinero en encontrar la solución óptima. En vez de eso, la hacemos para ti.

Para resolver el problema de la curva de aprendizaje, nuestros expertos formarán a tus comerciales en su uso y si aún les quedan dudas prácticas o técnicas, podrán contactar con ellos o tener asistencia remota a través de Teamviewer.

CRM fácil de usar

El CRM más sencillo para tu empresa es Efficy

Por todo eso, si quieres empezar a disfrutar de todas estas ventajas en tu negocio, las soluciones de CRM de Efficy son tu mejor opción.

Únete a más de 4.500 clientes en más de 33 países que ya venden más gracias a nuestra herramienta.

Empieza a vender más: solicita una demo.

Prueba Efficy CRM
El CRM más completo

Prueba ahora gratis

Para saber más: