Categorías:

Este artículo ha sido escrito por Tomi

Os voy a contar lo que nos pasó en Suma (ahora Efficy):

Hace sólo 6 meses mis socios Alfredo, Alejandro, Henry, y yo, recibimos la llamada que todo fundador espera recibir:

«Ring Ring… Ring Ring…» – sonaba el teléfono en nuestra ofi de Madrid.

«Hola, soy Tomi de Suma, ¿en qué te puedo ayudar?» – respondí al descolgar.

«Hola soy George, ¿eres Tomás? Qué casualidad quería hablar contigo. Soy el fundador de unCRMmultinacional.com. Te llamo porque vamos a entrar en el mercado español y quería conocerte personalmente. ¿Te interesaría?« – me dijo en inglés.

La verdad que no era la primera vez que quedaba con otro fundador de la competencia, de hecho con uno de ellos me llevo súper bien y me da muchos buenos consejos (o eso creo jajaja).  Así que le respondí que «sí, por supuesto«.

Al día siguiente se cogió un avión y quedamos Alfredo, él y yo, en Pale Ale, el restaurante enfrente de nuestra ofi. Donde hacemos nuestro Birras Time 🙂

Desde el inicio, la conversación fue brutal. Nos contó todas las métricas de su CRM, su organización, marketing, fuerza de ventas, inversión, socios, board Increíble.

Tenía una fuerza que contagiaba y la seguridad de alguien que ha llegado a la isla del tesoro. Yo estaba aprendiendo más en 1 hora que en los 9 meses anteriores con Suma, cuando a mitad de conversación, en voz muy alta y echándose para atrás gritó:

«¡Diosss os estoy contando demasiado!» – y al instante con una sonrisa cómplice continuó:

«No os asustéis, pero os vigilo. Os llevo viendo desde el inicio, leo el blog, conozco vuestra facturación y he probado Suma a fondo…»

¿Estáis interesados en vender Suma?

Ya había recibido una oferta de compra por una de mis empresas. Hace 4 años Michael Kleindl quiso comprarme Bocetos cuando facturábamos 60.000€/mes.

Pero esta vez era diferente… 

No habíamos hecho ni 12 meses de vida con Suma… 

La oferta de compra

Tenía 5 puntos clave:

Dinero: 1.000.000 de €. Los socios FFF ganarían el doble de lo invertido, y los fundadores (Alfredo, Alejandro, Henry y yo) casi 10 veces.

check

Acciones: Entre todos los socios actuales de SumaCRM tendríamos un 20% en lo que sería la filial española.

check

Equipo: Todo el mundo en Suma mantendría su trabajo. Todos los puntos me parecen claves, pero este el que más. Además los fundadores tendríamos un sueldo de mercado, 5.000€/mes netos, con la condición de que nos tendríamos que quedar durante 3 años en la nueva empresa.

check

Futuro: Harían una inversión de 400.000 euros anuales en marketing, al menos durante los 3 primeros años.

check

Clientes actuales: Todos los clientes seguirían recibiendo soporte como hasta ahora en Suma, aunque ya no haríamos nuevos desarrollos, así que los clientes actuales, si quisieran, podrían solicitarnos la migración al CRM que nos compraba, que sería gratuita, transparente, automática y garantizada (sin perder ni un solo dato) para todos.

no check

 

¿Por qué hemos dicho que NO?

Precisamente por este último punto.

Porque nuestro sueño es que Suma (ahora Efficy) sea, de verdad, el CRM más flexible y útil para las empresas.

Y que gracias a ello la gente gane tiempo en el trabajo para dedicarlo a lo que más quiera, ya sean sus hobbies, familia, amigos, novios/as, o incluso a trabajar y vender más 🙂

Dejar a nuestros clientes en manos de otro CRM es algo que NO queremos hacer.

En serio, no tiene precio. 

¡Todo el mundo tiene un precio!

Jajaja seguro que muchos estaréis pensando eso. O incluso alguno pensará «anda ya, si hubiera sido tal y como lo cuentas, hubieras vendido».

No. De verdad que fue así. Y de verdad que no vendo mi sueño por dinero.

Desde pequeños nos «enseñan» que el dinero NO da la felicidad. Pero en el fondo todos pensamos que es una frase hecha, ya que alrededor nuestro, vemos que todo el mundo trabaja para ganar dinero. 

Algunos, cuando nos hacemos mayores descubrimos que esta frase es cierta, pero que está inacabada: El dinero NO da la felicidad, lo que SÍ da la felicidad es las cosas que puedes hacer con el dinero.

Siendo así, lo que hay que preguntarse es: ¿qué cosas te hacen feliz y cuánto cuestan? En mi caso, si fuera rico, no me haría feliz tener un yate, ni un coche de lujo, ni en general nada material…

A mí lo que me hace feliz es hacer kite (estoy loco por el kite), mi familia, novia, amigos y trabajar en cosas, por ejemplo una empresa tecnológica como Suma (ahora Efficy). Y sobre todo tener mi «porqué» de crear cosas.

Nuestro porqué es que la gente gane tiempo en el trabajo para dedicarlo a lo que más quiera en su vida 🙂  

Y cada día recibimos feedback de clientes diciéndonos que lo estamos consiguiendo. Y eso nos hace FELICES. Es el proyecto de nuestras vidas 🙂

Fin de la 3era temporada. Vuelvo en septiembre.

Hago un parón del blog para trabajar full en el producto en julio, y parte de agosto.

La otra parte de agosto me voy a cumplir otro de mis sueños 🙂 Voy a Isla Mauricio a hacer kitesurf en una de las mejores olas del mundo: One Eye 🙂 ¡Qué ganas!

kitesurf

Kitesurf en la ola de One Eye – ver video

Mientras tanto y hasta septiembre, de verdad que creo que la mejor manera que tengo de seguir ayudándote es que pruebes gratis ahora Efficy, y si puede ser y me cuentas qué tal, ¡genial!

Nos vemos en septiembre. ¡Que tengas feliz verano! Si quieres que te avise cuando publique el primer post escribe tu email debajo.

Nota: George es un nombre figurado.

Prueba Efficy CRM
El CRM más completo

Prueba ahora gratis

Otros posts que te pueden interesar