El KYC (Know Your Customer) es un acrónimo que nos llega de Estados Unidos. Rápidamente se estableció en España, particularmente en el sector bancario para el cual los problemas de conocimiento cliente son enormes.

¿Cuáles son los requisitos del KYC y cómo adaptarnos a ellos?

Know Your Customer, alias KYC (pronunciado “Kaï-Waï-Ci”), es el nombre dado al proceso de verificación de la identidad de diferentes partes interesadas en una empresa.

Ello se refiere pues a clientes, proveedores y socios.

¿Con qué objetivo? Asegurarnos de su integridad y verificar que cumplan con la normativa vigente.

La finalidad del KYC es luchar contra cuestiones como la corrupción, el blanqueo de dinero o la financiación del terrorismo.

El KYC, íntimamente vinculado al conocimiento cliente y a la transparencia de las transacciones

Conocer mejor a los clientes, proveedores y socios

El conocimiento cliente no es un principio nuevo. Pero las apariencias a veces son engañosas, el KYC puede ayudarnos a ver mejor en áreas oscuras.

Ahora es esencial que todos los interlocutores de una empresa pasen por un proceso de due diligence. Sí, conocer perfectamente a nuestros clientes, proveedores y socios es una necesidad.

Comprobando la buena fe de estos, la empresa reduce el riesgo de ser considerada responsable en caso de problemas con la legislación local e internacional.

 

Luchar contra la corrupción

Un sistema robusto que integre procesos de vigilancia con respecto a clientes y socios (KYC) ayuda a las empresas a evitar estar implicadas en situaciones arriesgadas relacionadas con delitos económicos.

El blanqueo de dinero, el fraude y la corrupción son todos temas que pueden dañar directa o indirectamente a cualquier empresa.

En consecuencia, la compañía debe incorporar en su sistema de Gestión de Riesgos y Conformidad (GRC) medidas para combatir el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

 

¿Cómo encarar el KYC? Presentación de las herramientas más útiles

Al implementar un enfoque KYC, uno de los pasos más importantes es obtener la trazabilidad y la preservación de los documentos necesarios para evaluar la integridad de las partes interesadas. Para las entidades bancarias, la complejidad del proceso de identificación es tal que se ven obligados a recurrir a proveedores externos. Deben poder acceder a extensas bases de datos y tener la capacidad de analizar enlaces de capital complejos.

Antes de llegar a este nivel de complejidad, es importante que todos los datos de la empresa estén centralizados en una sola herramienta: un software CRM o un software relación cliente. Esta herramienta, nuclear en el SI, tiene como objetivo recopilar los datos de cliente junto con un historial de todas las interacciones. Por tanto, es cierto que gracias a la calidad del conocimiento cliente que aporta, el CRM es uno de los pilares del concepto Know Your Customer.

Los aspectos jurídicos del KYC

Hacia una obligación de vigilancia e información

Con respecto a KYC, cada empresa tiene una doble obligación.

La primera se refiere al due diligence en materia de lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

La segunda es una obligación de información y de advertencia a sus inversores y prestatarios.

Para supervisar las instituciones financieras, gradualmente surgen nuevos organismos de control independientes.

 

Las sanciones

Después de varios excesos y para evitar que estos se repitan, los grupos bancarios y financieros se exponen a multas muy fuertes.

Así, pueden imponerse sanciones financieras de varios cientos de miles de euros. Y, paralelamente, el riesgo de degradación de la imagen de la empresa puede tener graves repercusiones en su reputación y, por tanto, en sus resultados.

En conclusión, el sector bancario es el más interesado en esta noción de KYC (recordémoslo, Know Your Customer). Pero en cada empresa, en cada sector de actividad, no lo diremos nunca lo bastante: el conocimiento cliente es el corazón del negocio.

 

Marketing

¿Cómo enriquecer la experiencia del cliente?

Puntos de venta digitalizados, pantallas gigantes conectadas, salas de montaje inteligentes … ¡El Big Show de Retail, organizado por la National Retail Federation (NRF), acaba[...]
Leer más
Caso práctico de CRMCRM y tiendaEmociónExperiencia del clienteIndustria de la distribución